Sufi ya está harta de estar atrapada en una ciudad desierta. El mundo parece no tener esperanza, hasta que Veteris comparte la historia de Jacoba y sus anteojos mágicos. Haciendo un poco de auto reflexión, la historia nos ayuda a saber que tenemos nuestros propios anteojos y magia, si escogemos utilizarlos. Esta historia se puede relacionr con óptica, perspectiva y deducción, también con auto reflexión y con la elección de ser feliz. Existen otras conexiones secundarias (un poco ocultas) con actividades en robótica y ciencias animales a través de Fidel, el fiel amigo de Veteris.